La Escuela Historia e información sobre la Escuela
Información Sobre cursos, encuentros y otras actividades
Noticias Noticias y actualidad de la Escuela
 
 
Escuela de Salud Pública de Menorca
Del 16 al 25 de septiembre de 2019
Llatzeret de Maó (Menorca)
Institut Menorquí d'Estudis - Camí des Castell, 28 - 07702 Maó (Menorca) - Tel. 971 351500 -
LOGO
       

Jesús Contreras: “La especie humana es la única capaz de seguir comiendo a pesar de haberse saciado”

19/09/2019

Jesús Contreras: “La especie humana es la única capaz de seguir comiendo a pesar de haberse saciado”La alimentación tiene una dimensión biológica, neurológica, social, religiosa, simbólica y económica. De este modo, son diversos los factores que intervienen en las decisiones alimentarias que tomamos diariamente, tal y como explicó ayer miércoles el catedrático emérito de Antropología Social de la Universitat de Barcelona (UB) y director del Observatori de la Alimentació (ODELA) del Parc Científic de Barcelona, Jesús Contreras, durante la conferencia titulada ‘Somos lo que comemos y comemos como vivimos’, enmarcada en las actividades conmemorativas del 30 aniversario de la Escuela de Salud Pública de Menorca.

La charla del experto en antropología de la alimentación, coorganizada con la Universitat de les Illes Balears (UIB), atrajo a más de 150 personas a la sede del Institut Menorquí d’Estudis (IME).

Contreras abordó durante su intervención cómo las circunstancias de vida actuales influyen en la alimentación y los motivos que llevan a ciertos colectivos a seguir una dieta poco saludable a pesar de que las recomendaciones alimentarias son asumidas por gran parte de la población.

En este sentido, el antropólogo se refirió a la capacidad adquisitiva cómo uno de los condicionantes clave de la alimentación actual ya que, según apuntó, los alimentos procesados son más baratos que los productos frescos y de proximidad.

“A día de hoy, los ciudadanos tienen bastante información nutricional, saben lo que significa comer sano, pero no todos están en las mismas condiciones de ponerlo en práctica”, indicó.

Otros de los factores que determinan nuestra forma de comer son los horarios laborales, que tienen relación con el lugar y la compañía de cada una de las comidas diarias.

En este punto, remarcó que, mientras hasta los años 60 los ritmos de la jornada laboral o lectiva estaban subordinados a los rituales de alimentación, ésta ha quedado ahora subordinada a los horarios de trabajo o escolares.

Contreras introdujo el concepto de “modernidad alimentaria” para hablar de cómo los cambios sociales, demográficos, ideológicos, económicos y tecnológicos de las últimas décadas han motivado que las personas se relacionen con la alimentación de un modo diferente.

Todos estos cambios en los estilos de vida han dado lugar a excesos y desequilibrios alimentarios. La falta de tiempo, el aumento de las exigencias y responsabilidades, la tolerancia con las preferencias individuales o las recomendaciones nutricionales contradictorias, cambiantes o de difícil cumplimento han influido enormemente en los hábitos alimentarios y de consumo de la población.

Contreras también hizo hincapié en el progreso tecnológico de las últimas décadas que, según dijo, nos han llevado ha reducir nuestro gasto energético. “Tenemos transporte público, coche, ascensores, escaleras mecánicas, pero pagamos para hacer ejercicio porque nos hemos dado cuenta de que la diferencia entre las calorías que comemos y las que gastamos tiene consecuencias no solamente estéticas, sino en términos de salud”, subrayó.

Finalmente, Contreras apuntó que la sobrealimentación alimentaria ha dado lugar a que malgastemos entre un 30 y un 50 por ciento de la comida “Hoy se puede comer cualquier cosa, en cualquier lugar, en cualquier momento y de cualquier manera", concluyó.

 
SOCIAL MEDIA
           
Organizan:

Consell Insular de Menorca GOIB UIB UIMP
Colaboran:

GOIB
Institut Menorquí d'Estudis - Camí des Castell, 28 - 07702 Maó (Menorca) - Tel. 971 351500
Govern de les Illes Balears Gobierno de España Gobierno de España